El Comercio Andaluz justifica que facilitar la continuidad del comercio es la mejor garantía para el pago de impuestos

Andalucía, 16 de diciembre de 2016.- La Confederación Empresarial de Comercio de Andalucía ha lanzado hoy una seria advertencia sobre las consecuencias que pueden tener sobre el comercio andaluz las últimas medidas aprobadas por el Gobierno que impiden que las pymes puedan aplazar los pagos de impuestos.

La CECA considera que el Decreto Ley que elimina la posibilidad de aplazar o fraccionar los impuestos repercutidos quiebra el futuro del pequeño y mediano comercio en Andalucía que se ve obligado a acogerse a este aplazamiento para garantizar la continuidad de su actividad pese a las dificultades que aún sufren miles de comercios por los efectos de la caída del consumo de los últimos 8 años.

En este sentido la CECA ha solicitado al Gobierno que permita de nuevo los aplazamientos del pago de impuestos ya que el comercio y las pymes lo que necesitan en estos momentos son medidas de apoyo que incentiven la continuidad de la actividad, puesto que comercios y negocios activos y abiertos son garantía del pago de impuestos

Este asunto ha centrado la última junta directiva celebrada por la Confederación Empresarial de Comercio de Andalucía, un encuentro que sirvió para analizar los proyectos estratégicos que la CECA va a desarrollar durante el año 2017 al objeto de favorecer el crecimiento y fortalecimiento del sector en Andalucía.

Entre ellos destacan la ejecución de un plan para la mejora competitiva del empresariado de Comercio andaliz, la materialización de diferentes acuerdos de colaboración con entidades públicas y privadas para la mejora de la gestión de CECA y sus organizaciones miembro o el desarrollo de un nuevo plan de visibilidad de la organización.

Otro de los temas aprobados fue el nombramiento de Rafael Bados como nuevo Adjunto al Presidente de CECA.