El sector cree que el descontrol de los periodos promocionales durante Navidad provoca que el consumo esté siendo muy irregular.

La CECA considera que la tradición de consumo en Andalucía se apoya más en las compras y regalos del 6 de enero

Andalucía, 27 de Diciembre de 2016.- El pequeño y mediano comercio de Andalucía tiene todos sus sentidos puestos ya en la última semana de ventas que culminará el próximo día 5 de enero con el cierre de la campaña de Navidad. Hasta ahora las previsiones de la CECA-Comercio Andaluz que apuntaban a un crecimiento de la ventas de entre un 5 y un 6% no llevan el ritmo deseado, según los datos reportados por los comercios de las 8 provincias de Andalucía.
La Confederación Empresarial de Comercio de Andalucía confía en el rally final de ventas que se debe producir durante esta última semana que queda hasta Reyes para alcanzar las previsiones de actividad y facturación, teniendo en cuenta que en Andalucía pesa más la tradición de los regalos del 6 de enero. De los datos recibidos se observa que la recuperación de las ventas respecto a los peores años de la crisis se mantiene, aunque a día de hoy el incremento de actividad respecto a 2015 es muy leve y se percibe un comportamiento muy irregular del consumo.
Hay que tener en cuenta que las expectativas de crecimiento en las ventas de cara a la campaña de Navidad han movilizado al comercio andaluz, que ha liderado las contrataciones y las afiliaciones a la Seguridad Social con la creación de unos 10.000 empleos. Por ello todas las miradas están puestas ya en el comportamiento de los consumidores durante los días que quedan hasta el próximo 5 de enero.
CECA-Comercio Andaluz sí ha notado un interés de los consumidores por posponer sus compras hasta después de Nochebuena y Navidad a la espera de acciones especiales de descuentos y promociones. Según la CECA, “la supresión de los periodos obligatorios en los que los comerciantes realizan las ventas en rebajas sigue generando una gran confusión en los consumidores, lo cual explica el comportamiento tan irregular de las ventas en Andalucía durante la campaña de Navidad”.
Por ello la CECA defiende que los periodos de rebajas o de promociones especiales estén perfectamente definidos y marcados en el calendario para que el consumidor programe sus gastos y el sector del comercio pueda ejercer un mejor control sobre las ventas o realizar sus previsiones de actividad con más garantías.